5 preguntas para Laura Sue D’Annunzio, directora de personal de Rackspace

Laura Sue D’Annunzio ha pasado gran parte de su carrera ayudando a compañías y a sus empleados a trabajar exitosamente en épocas de cambios; ahora trae toda esa experiencia a su nuevo puesto como directora de personal de Rackspace.

Recientemente fungió como asesora del director general en asuntos relacionados con recursos humanos, y como orientadora profesional para estudiantes de maestría en Kellogg School of Management at Northwestern University en Chicago. Antes de eso, fue líder sénior de Recursos Humanos en Grant Thornton y en Bain & Co. Anteriormente, Laura Sue trabajó como vicepresidenta de lo que ahora conocemos como Strategy&, y para A.T. Kearney, donde asesoró a grandes corporaciones, incluyendo a General Motors, en temas como cambios gerenciales y desarrollo de capital humano.

Laura Sue se sentó con Rackblog para platicar sobre administración exitosa de cambios, la importancia de la cultura, y sus planes para ayudar a Rackspace a continuar su evolución para convertirse en el proveedor líder de TI como servicio, con las tecnologías más nuevas en aplicaciones, datos, seguridad e infraestructura.

He aquí sus opiniones sobre cinco preguntas clave:

¿Cómo fue que te especializaste en administración de cambios?

Luego de pasar la primera mitad de mi carrera de consultora ayudando a clientes a desarrollar nuevas estrategias de negocio y modelos operativos, quedó en claro que lo más difícil era ejecutar esos planes. Todo el equipo debe estar de acuerdo. Navegar por el cambio es difícil; ya lo sabemos. La comunicación y participación son fundamentales, para que la gente entienda qué cambia y por qué y, algo también muy importante, qué no va a cambiar. También es necesario hacerlo relevante para ellos: “¿Y yo qué gano?”. Y debe ser relevante para todos, desde un empleado de soporte del tercer turno, un trabajador remoto y un ejecutivo.

El desafío, y lo que he aprendido de la experiencia, es que la aceptación del cambio con frecuencia colapsa a nivel gerencial alto. Es fundamental comunicar e involucrarse más de lo que parece necesario. La consistencia del mensaje es extremadamente importante, por lo que desarrollar una estrategia de cascada es básico para que el cambio sea exitoso.

Esa parte es lo que me emociona en Rackspace: asegurarme de que las razones para los cambios que hemos hecho y hacemos –conforme ampliamos nuestro portafolio, y somos proveedores de clientes más grandes, y evolucionamos nuestra cultura y valores– se transmitan exitosamente hacia abajo en la organización. Me emociona la oportunidad que Rackspace enfrenta, y ya deseo ayudar a los rackers a proteger y adaptar la cultura que seguirá haciendo de Rackspace algo tan único.

¿Por qué la cultura es tan importante para que las compañías triunfen?

Como bien sabe cualquier racker, la cultura es la manera en que trabajamos. Tener una cultura bien asimilada nos permite trabajar de manera más efectiva y cumplir nuestro compromiso con el cliente de dar una Fanatical Experience. La cultura es uno de los elementos que me atrajo, y sé que sucedió lo mismo con muchos de nuestros nuevos líderes.

Conforme Rackspace evoluciona su estrategia empresarial, debemos refrescar nuestros valores y comportamientos para ser consistentes con nuestra estrategia. Estos valores y comportamientos son lo que crea nuestra cultura. Debemos mantener las partes de nuestra cultura que hacen de este un gran lugar para trabajar, a la vez que también permanecemos abiertos a valores y conductas nuevas o actualizadas de Rackspace y de nuestras adquisiciones recientes.

La tecnología nunca deja de evolucionar, y tampoco podemos hacerlo nosotros. Por tanto, áreas que podríamos necesitar actualizar incluyen, por ejemplo, recompensar a los equipos que cambian rápidamente para seguir el ritmo de la transformación de los clientes, aquellos que se mantienen al día con certificaciones relevantes, y una propuesta de valor de empleados que atraiga y retenga a los mejores expertos en la industria.

Has pasado gran parte de tu carrera como consultora; ¿qué te motivó a mudarte a Recursos Humanos?

Siempre he abordado los desafíos empresariales desde la perspectiva de la gente, y siempre me involucrado en reclutamiento y capacitación. Lo que realmente disfruto es ayudar a que la gente mejore. Es por eso que elegí el título de gerente de personal (chief people officer) aquí en Rackspace. Encaja mejor en la cultura, y el trabajo se trata de los rackers. Veo mi puesto como la voz del racker. No soy de burocracia. No puedo ayudar a los rackers en esta evolución sentada en mi escritorio o yendo de junta en junta. Quiero saber por qué es bueno para la empresa y qué implica para la gente que aquí trabaja. Siempre hago cuatro preguntas: ¿Qué estamos haciendo? ¿Por qué lo hacemos? ¿Qué no cambiará? ¿Qué implicaciones tiene para los clientes?

¿Qué te inspiró a ser orientadora de estudiantes de maestría?

¡Mi trabajo de ensueño es dirigir un centro de orientación vocacional! Un compañero líder de RRHH era consejero vocacional en Kellogg, y él me conectó. Ha sido divertidísimo y satisfactorio. Trabajé principalmente con gente que tenía entre siete y 10 años de experiencia; estudiantes de maestría vespertinos y de fin de semana que trabajan a la vez que van a la escuela. Les ayudé a prepararse para sesiones de reclutamiento en el campus y búsquedas laborales fuera del campus. Les ayudé a aprender cómo conectarse, hicimos entrevistas de práctica, cómo cambiar de trabajo y carrera, así como oportunidades laborales relacionadas, como aprender a ser un gerente eficiente, cómo hacer una revisión de desempeño difícil, y dar retroalimentación complicada. Como consejera vocacional, siempre ayudas a la gente, y eso es lo que disfruto.

Esta será tu primera vez viviendo en el gran estado de Texas. ¿Cómo planeas adaptarte?

¡Estoy muy emocionada de mudarme a San Antonio! Ya adoro la ciudad. ¿Y puedo decirte algo? Rackspace necesita mejorar al momento de promover esta ciudad. La gente que viene al aeropuerto y luego va directo a nuestras oficinas para una entrevista y vuelve de inmediato para no perder el vuelo, se pierde de mucho: la comida, los barrios históricos, el distrito Pearl, la escena artística. Hay mucho más que el Riverwalk y el Álamo. Me gustaría agradecer especialmente a todos los rackers que leyeron el anuncio de mi contratación, que incluía algunos de mis intereses, y me enviaron grandiosas recomendaciones de restaurantes, pastelerías sin gluten y sitios con música country.

Sin lugar a dudas me involucraré en la comunidad local. En Chicago, era voluntaria los viernes en un comedor comunitario. La gente que atendíamos siempre estaba muy agradecida, así que incluso si había tenido un mal día en el trabajo, eso me ayudaba. Seguramente encontraré aquí algo similar. Y extraño la orientación, así que me gustaría hacer eso, ayudar a mujeres empresarias, o tal vez específicamente a mujeres en la tecnología.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here