Cómo mantener la rentabilidad en servicios financieros: innovación u operaciones

por Joni Williamson

El sector de servicios financieros pasa por un renacimiento digital, que impulsa a las instituciones financieras a reconsiderar qué tanto porcentaje del gasto total (y, por tanto, de la inversión) pueden esperar que sus tecnologías aporten.

La transformación digital actualmente es una necesidad empresarial, y más de dos terceras partes de los líderes de TI planean incrementar su utilización de la nube en los próximos años para lograr sus objetivos. El panorama tecnológico también evoluciona más rápidamente que antes, con el desarrollo de nuevas características y capacidades que enfatizan la importancia de obtener los conocimientos relevantes para ayudar a entender la aplicación e impacto en potencia de cada nuevo avance.

Para aquellas instituciones con infraestructuras administradas internamente, los equipos de TI necesitan enfocarse en disponibilidad, adaptabilidad y desempeño al mismo tiempo que no quitan los ojos de las siempre cambiantes preocupaciones de seguridad, nuevas regulaciones y los desarrollos más nuevos en la tecnología. Mantenerse al día con estos avances puede ser abrumador, especialmente cuando las exigencias del cliente para obtener nuevos servicios incrementan y la innovación continua es necesaria para permanecer competitivos en la industria.

Los equipos de TI en el campo de servicios financieros con frecuencia se enorgullecen de sus desarrollos internos… y con justa razón; es común que logren superar algunos de los obstáculos más grandes relacionados con escala, seguridad e integración, todo con presupuestos diminutos. De cualquier manera, los equipos de finanzas no pueden ignorar los beneficios de la migración (sea pública o privada) aun cuando se ven presionados a disminuir continuamente las pérdidas e incrementar los retornos de inversión en cada dólar gastado en TI.

La accesibilidad de la nube con su huella física no existente, implementación rápida y modelos de aprovisionamiento, escalabilidad inigualable y la oportunidad de pasar de capex a opex, ha resultado casi irresistiblemente atractiva. Muchas instituciones y organizaciones han comenzado su recorrido hacia la nube al sentirse atraídas por la promesa de mayor eficiencia y flexibilidad, y bajos costos de entrada debido a un compromiso mínimo de capital.

De cualquier manera, muchos de estos pioneros han encontrado que la promesa no siempre es reflejo de la realidad.

Mida dos veces, corte una: la importancia de una planeación y ejecución adecuadas

A pesar de que para muchos es posible ver reducciones importantes en costos al dejar el hospedaje y centros de datos en manos de terceros, algunas instituciones enfrentan problemas para lograr esos beneficios. Una verdadera transformación digital acompañada de migración a la nube puede brindar ahorros sustanciales en costos cuando se compara con infraestructura dedicada tradicional, pero para el mejor ROI, es necesario realizar una planeación extensa y tener consideración cuidadosa de las necesidades futuras.

Cambiar de TI heredada a un mundo listo para la nube requiere de más que recrear en la nube sus ambientes locales. Muchos notan que sus aplicaciones y servicios existentes podrían no ser lo adecuado para migración, y es necesario rediseñarlas o reescribirlas por completo para modelos de implementación híbrida que aprovechen lo mejor de la flexibilidad en la nube y la seguridad y desempeño de ambientes tradicionales para un desempeño óptimo y grandes ahorros.

Las compañías que exploran la promesa de la nube con frecuencia descubren que sus equipos de TI ya existentes no tienen ni el tiempo ni la energía ni la capacidad de tomar decisiones óptimas para cambiar de plataforma, y los errores pueden resultar increíblemente costosos. Las estrategias de migración a la nube son complejas y requieren de meterse a fondo en cargas de trabajo e integraciones existentes, evaluaciones de seguridad, riesgos con certificaciones y racionalización y rediseño de aplicaciones. Y, considerando el ritmo acelerado de la transformación de la industria, muchos equipos terminan frustrados al descubrir que las tecnologías en el mercado ya evolucionaron y cambiaron para cuando ellos encuentran una solución.

Los equipos que consiguen librar este obstáculo enfrentan la elección de decidirse por una de muchas herramientas complejas, riesgos emergentes y nuevos requisitos a cumplir antes de que siquiera puedan crear un plan de migración y realizar justo eso, la migración.

Superar exitosamente cada una de estas barreras toma un alto grado de habilidades especializadas, y esas habilidades tienen que ser reinventadas para que los equipos internos de operaciones de TI puedan asegurarse de que todo sigue trabajando y evolucionando para satisfacer las cambiantes necesidades empresariales.

Juntos es mejor: los beneficios de trabajar con un proveedor de servicios administrados

Luego de que Rackspace encargara un estudio para entender la brecha empresarial de expertos en la nube, encontramos que 44% de los profesionales de TI entrevistados invierten más tiempo en administrar la nube de su organización que lo que esperaban. Hacerlo los distrajo de sus otras labores, evitando así que fueran eficientes. Mientras tanto, tres cuartas partes de los líderes de TI respondieron que creían que sus equipos de TI carecían de la experiencia y expertos para lograr proyectos de nube exitosos. Esta desconexión se convierte en frustración, desempeño disminuido y, a la larga, arruina la percepción de los beneficios de la nube para todos los participantes.

Asociarse con un proveedor de servicios administrados (MSP) con experiencia en resolver las complejidades de la transformación digital puede ayudar a las instituciones financieras a entender cómo pueden conseguirse los logros más importantes. El MSP adecuado puede ayudarle a identificar y evitar obstáculos antes de que aparezcan, orientarlo con respecto a las innovaciones más recientes, y brindar las habilidades y conocimientos expertos que necesita. Esta sociedad puede dar a sus equipos algo de espacio, lo que les permitirá concentrarse en sus responsabilidades principales y desarrollar sus habilidades en una dirección más rentable para la empresa.

La revolución continúa

La nube es imparable y no da señales de frenarse. Las organizaciones de tecnología financiera es probable que hayan sido clave para desarrollar las tecnologías de servicios financieros más nuevas y revolucionarias, lo cual les da una ventaja ante instituciones más tradicionales, pero ni siquiera aquellas compañías son inmunes al impacto del flujo incesante de avances tecnológicos.

Casi la mitad de los profesionales de TI entrevistados expresaron su preocupación respecto a la creciente complejidad de los ambientes multinube y las dificultades en potencia asociadas con comprender cómo aprovechar esas nuevas tecnologías. Estos avances siguen expandiendo un conjunto de capacidades ya de por sí impresionantes, y un deseo de aprovechar todo lo que la nube y una arquitectura híbrida puedan ofrecer ha hecho que la necesidad de expertos sea una prioridad máxima para las organizaciones que ya utilizan la nube.

Un MSP puede ser parte invaluable de su equipo, pues administra su solución durante todo su ciclo de vida, guiándolo a través de innovaciones y ayudándole con el lanzamiento de nuevos productos para sus clientes con tan solo activar un interruptor. Rackspace invierte en entrenamiento y desarrollo de habilidades para convertirnos en líderes técnicos e intelectuales en nuestro campo, para que su organización no tenga que desperdiciar recursos en aprender los detalles de una industria tangencial. Nuestro abanico de conocimientos brinda mucho más que solo el entendimiento del estado actual de las cosas; en realidad, alimenta un entendimiento que le ayuda a ver hacia dónde se dirige este mundo para que usted pueda tener buenas bases una vez que el próximo gran cambio ocurra.

Cómo elegir qué es correcto para su organización

Que su equipo de TI administre la nube –y qué decir de diseñar, implementar y migrar a una nueva plataforma– es una carga para este recurso interno vital y finito. En lugar de malabarear con la administración de infraestructura e intentar llevar el ritmo y aprovisionar las más recientes actualizaciones de la nube, sus tecnólogos podrían enfocarse en crear métodos nuevos e innovadores para involucrar a los clientes. Imagine un mundo en el que no tiene que pasársela sufriendo con actualizaciones constantes, certificaciones y rutas de migración. Mejor imagine que tiene lo más reciente en procesadores, aplicaciones y servicios con solo hacer una llamada o dar un clic.

Asociarse con Rackspace, un proveedor de servicios administrados experimentado y certificado, puede disminuir su TCO y reducir la carga de su departamento de TI, lo que permite que compañías como Simple KYC, que ofrecen software de administración de procesos empresariales para clientes financieros, se enfoquen en su negocio y en innovación.

Aprenda más acerca de Rackspace y lo que hacemos, o lea acerca del trabajo que hemos realizado con otros clientes en el sector de servicios financieros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here