Kubernetes explicado para líderes empresariales

Conforme crece la confianza de las compañías en tecnologías emergentes –sin mencionar el crecimiento del gasto en ellas– es más importante que nunca que los líderes empresariales entiendan más allá de lo básico acerca de aquellas tecnologías que dan vida a sus organizaciones.

por Mark Bunting

Sin embargo, cuando las discusiones tecnológicas recurrren a conceptos como “contenedorización” y “orquestación”, la verdad es que muchos líderes de línea de negocio pueden terminar perdidos en la terminología y no comprender las implicaciones de una tecnología.

Al haber pasado gran parte de las dos últimas décadas desmenuzando tecnología para públicos no profesionales, los entiendo. Es por eso es que, como parte de mi trabajo como el nuevo director de Mercadotecnia de Rackspace, seguiré explicando tecnología; en este caso, usaré nuestro blog y videos para presentar algunos de los productos y servicios más revolucionarios de nuestro portafolio.

Kubernetes cae en este terreno. Una herramienta de orquestación de contenedores que puede ahorrarle a su compañía mano de obra y dólares a la vez que incrementa la eficiencia. ¿Cómo? Sumerjámonos.

¿Qué es Kubernetes?

La versión superbreve: Kubernetes es un sistema para implementar aplicaciones que puede ahorrarle dinero, puesto que requiere de menos mano de obra de TI para administrar y ayuda a utilizar con mayor eficiencia la infraestructura que da vida a sus aplicaciones. También hace que sus aplicaciones sean mucho más portátiles, para que pueda moverlas de manera más simple entre distintas nubes y ambientes internos.

Simplifica la administración de TI. Le ahorra dinero. Bastante claro.

Kubernetes es a su infraestructura de TI lo que los robots a las bodegas físicas.

Kubernetes se trata de automatizar la administración de contenedores. Si quiere entender cómo funciona, primero necesita entender un poco acerca de virtualización y contenedorización. La virtualización tradicional le permite dividir servidores físicos en múltiples máquinas virtuales (VM) para que el hardware pueda compartirse y usarse de manera más eficiente. Esto es lo que está detrás de la mayoría de los centros de datos corporativos. (Aprenda más sobre virtualización aquí.)

La tecnología de contenedores brinda una manera aún más eficiente de virtualizar hardware físico que las VM tradicionales. Los contenedores permiten poner pedazos de código en piezas más pequeñas y transportables. El problema es que las aplicaciones más grandes por lo general deben vivir en un grupo de muchos contenedores, por ejemplo, ejecutar su base de datos en un contenedor, la interfaz de usuario web en otra y un servidor para caché en una más.

Este enfoque puede salirse de control rápidamente si está en una compañía con un gran portafolio de aplicaciones. Termina con más contenedores que los que un equipo humano puede monitorear y administrar sin enloquecer.

Imagine una bodega enorme. Todos sus bienes están empaquetados de manera ordenada en cajas y aislados uno del otro. Pero cuando opera a gran escala, es virtualmente imposible que un pequeño grupo de empleados rastree de manera eficiente los paquetes correctos y los lleve manualmente adonde deben ir en el momento indicado.

Por tanto, si quiere utilizar una herramienta de contenedores como Docker a gran escala, hablando prácticamente, necesita una solución de orquestación para rastrear, calendarizar y orquestar automáticamente todos esos contenedores. Y Kubernetes hace justo eso. Hace por los ambientes contenerizados de TI lo que los robots móviles autónomos hacen por las fábricas modernas.

Puede analizarse a detalle cómo funciona.Pero lo importante es que Kubernetes reduce los elementos complejos de administrar contenedores.

No reemplaza a los mecanismos de la capa más al fondo que utilizan los contenedores, como Docker. Simplemente brinda más capas de abstracción –por ejemplo, al organizar múltiples contenedores en unidades llamadas “pods”– que le ayudan a escalar de manera más eficiente aplicaciones contenedorizadas de modo automático, generando un incremento y decremento de recursos de acuerdo con la demanda.

¿De qué puede servirnos Kubernetes a mí y a mis clientes?

Flexibilidad multinube

Uno de los beneficios más grandes de Kubernetes y contenedores es que le ayudará a alcanzar la promesa de mezclar híbrido y multinube. Las empresas de la actualidad ya funcionan en ambientes multinube y seguirán haciéndolo así en el futuro. Kubernetes facilita ejecutar cualquier aplicación en cualquier servicio de nube pública, o cualquier combinación de nubes pública y privada. Esto le permite poner las cargas de trabajo adecuadas en la nube adecuada y le ayuda a evitar quedarse atrapado con un solo proveedor. Y lograr la mejor combinación, utilizar las características adecuadas y tener la ventaja de migrar cuando tenga sentido, le ayudan a obtener un mejor ROI (a corto y largo plazo) de sus inversiones de TI.

Reduzca costos

Kubernetes puede ayudar a su empresa a reducir costos de infraestructura; a veces de manera drástica, si opera a escala masiva. Hace posible una arquitectura basada en contenedores a través de un portafolio de aplicaciones empresariales grandes, lo que quiere decir que puede poner juntas aplicaciones que utilizan un mínimo de recursos para sacar el mayor provecho de sus inversiones en nube y hardware. Mientras tanto, las aplicaciones que necesitan expandirse pueden ubicarse en pods donde tengan espacio para crecer.

Eficiencia mejorada en el equipo de TI y desarrollo

Kubernetes permite a sus equipos de TI administrar de manera más eficiente aplicaciones grandes a través de muchos contenedores al encargarse de muchos de los detalles más específicos de mantener aplicaciones basadas en contenedores. Por ejemplo, a través de su API, Kubernetes se encarga de descubrimiento de servicios, ayuda a los contenedores a hablarse unos con otros y resuelve el acceso a almacenamiento de distintos proveedores, como pueden ser AWS y Microsoft Azure.

Asimismo, Kubernetes brinda muchas abstracciones y API que facilitan un enfoque de “microservicios” para desarrollar aplicaciones y organizar equipos de desarrollo. Esto permite tener equipos más pequeños, ágiles y especializados porque cada equipo puede concentrarse en un solo microservicio más pequeño. Las API entre estos microservicios minimizan la cantidad de comunicación al interior del equipo requerida para desarrollar e implementar. Por tanto, básicamente puede escalar a múltiples equipos pequeños de expertos especializados que ayudan a dar soporte a una flota de miles de máquinas.

A comenzar con Kubernetes

Kubernetes hace más simple la administración de contenedores. Y eso quiere decir que puede ayudarle a reducir costos y brindar más valor a sus clientes. Pero administrar Kubernetes implica sus propios desafíos. Al ser tecnología de código abierto, no cuenta con una estructura de soporte formal. Necesita que tanto su equipo interno como sus socios entiendan cómo funcionan las capas de abstracción y que se mantengan actualizados en el ecosistema en evolución continua de las herramientas Kubernetes.

Volviendo a la analogía de la bodega: tener a un ejército de robots bodegueros es algo grandioso. Pero entonces es más importante tener a los expertos adecuados a la mano para programarlos y mantenerlos.

Así que si considera opciones para reducir la complejidad y costos relacionados con administrar su infraestructura, vale la pena que eche un ojo a Kubernetes. Y si necesita un método ágil y flexible de estructurar su inversión, tal vez también quiera considerar a Kubernetes como servicioentre sus opciones. En Rackspace, nuestros expertos brindan administración y soporte continuos de operaciones para toda su tecnología, desde hardware e infraestructura como servicio hasta Kubernetes. Además, administramos y damos soporte a los servicios de aplicaciones de contenedores y clústeres, como pueden ser monitoreo, registro, análisis de datos y más. Estaremos encantados de ayudarle.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here