La realidad virtual impulsa las compras espontáneas

  •  El avance tecnológico junto con la automatización del proceso de compra, gracias a la evolución de las aplicaciones de la nube y de Big data, revolucionarán la manera en que los usuarios toman decisiones sobre los bienes que buscan adquirir.

Mientras los videojuegos, el diseño e investigación científica amplían la visión sobre el potencial de la realidad virtual (VR, por sus siglas en inglés), es su aplicación a la rutina y actividades diarias –como las compras– la que verá su más grande impacto.

Las estadísticas[1] indican que el número de usuarios activos de VR alcanzará los 171 millones para 2018. Y la experiencia del cliente y la simplificación del proceso de venta se mantienen entre los beneficios que las marcas buscan aprovechar para seguir en el top of mind.

De acuerdo con el director de Tecnología de Rackspace, John Engates, los dispositivos móviles estarán en el corazón de esta tendencia: “La evidencia de este avance tecnológico incluye al New York Times, enviándole a sus suscriptores un Google Cardboard gratis para que puedan ver historias envolventes en 360° de realidad virtual, o compañías como Samsung y Merge VR, haciendo de los goggles de realidad virtual algo “mainstream” en la pasada temporada navideña. No se va a tratar sobre nuevos dispositivos caros ofreciendo experiencias de realidad virtual sino de usar los dispositivos que ya tenemos de formas nuevas e innovadoras”.

Al hablar de la disponibilidad y escalabilidad de los servicios de la nube de esta tendencia de VR, el director de tecnología añade que, “sin duda, va a acelerarlas. Las compañías van a necesitar almacenamiento adicional, una conectividad rápida y sólida y más herramientas de software como proveedores de servicio. Y todo esto va a estar en la nube”.

En México, el impacto de la VR en las ventas minoristas será particularmente notable en términos de frecuencia y volumen de compras impulsivas no planeadas. Los patrones de desembolso del consumidor en México han sido catalogados tradicionalmente por altas y bajas en gastar, a menudo alrededor de temporadas y eventos nacionales, pero también en formas menos predecibles que no son ni cíclicas ni estacionales[2]. Este patrón se ha trasladado –e intensificado–directamente al eCommerce. Por ejemplo: 63% de los consumidores mexicanos incrementan sus compras online en Navidad, 57% incrementan su gasto en línea por una oferta, 52% alrededor de “El Buen Fin”, 45% por el Día de las madres y 40% por San Valentín[3].

Pero el nivel de espontaneidad es multiplicado exponencialmente cuando se trata de comercio móvil (m-commerce). De acuerdo con Rubén Mugártegui, gerente de innovación tecnológica de Rackspace, esta conducta es una forma de “mobile bingeing”, basada enteramente en compras impulsivas y no planeadas.

“El año pasado, el valor de las transacciones del m-commerce en México creció 39%, el doble que para el tradicional y ‘atado’ eCommerce[4]. Hoy cerca de la mitad de los consumidores se sienten cómodos con realizar transacciones desde su dispositivo móvil, un índice mayor comparado con Argentina, Brasil, Canadá e incluso Estados Unidos”, señala Mugártegui.

El experto en mobile bingeing –compras impulsivas sin anticipación y a gran escalaexplica que las transacciones cotidianas serán cada vez más automatizadas debido al eCommerce y la revolución del big data, mientras que las compras no esenciales o de “vanidad” serán cada vez más espontáneas.

La combinación de la tendencia con la realidad virtual tendrá importantes implicaciones para los retailers, ya que le dará aún más importancia a la disponibilidad, calidad y seguridad de las plataformas. Actualmente, los patrones variables de gastos de los consumidores mexicanos se han transferido directamente al eCommerce, generando enormes picos y volumen de tráfico, por lo que los usuarios esperan velocidad y seguridad de sus tiendas en línea preferidas. Cerca de 40% de los compradores en línea abandonarán un sitio si este no carga en menos de 10 segundos[5] y su nivel de paciencia es aún más bajo en móviles.

“Si las compras de vanidad se vuelven –en efecto– 100% por impulso, el grado de paciencia y tolerancia por experiencias que no dan la talla de los consumidores va a disminuir… o desparecer completamente con la integración de la VR y el mobile bingeing”, concluye Mugártegui.

Para conocer más sobre las tendencias y las plataformas que Rackspace ofrece al comercio electrónico, visita su blog de expertos en eCommerce y otras innovadoras tendencias de mercado.

 

[1] http://www.statista.com/statistics/426469/active-virtual-reality-users-worldwide/
[2] http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/boletines/2015/imcpmi/imcpmi2015_04.pdf
[3] https://amipci.org.mx/estudios/comercio_electronico/Estudio_de_Comercio_Electronico_AMIPCI_2015_version_publica.pdf
[4] https://evigo.com/18826-paypal-m-commerce-spendigs-290-billion-2016/
[5]http://www.microfocus.com/about/press/pressreleases/2014/pr03122014.aspx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here